miércoles, 6 de febrero de 2013

Otro sacerdote muerto en Colombia

El sacerdote José Ancízar Mejía Palomino, de 84 años de edad, fue encontrado muerto el domingo en su vivienda
Bogotá (EFE).- El domingo a las 11 de la mañana los feligreses asistieron a la tradicional misa que el sacerdote José Ancízar Mejía Palomino ofrecía en el orfanato de la Sagrada Familia, en Riosucio (Caldas), pero él nunca llegó. El hecho se sumaba a la versión de Alonso Díaz, quien llegó a la casa del religioso para hacer el aseo, pero nadie le abrió la puerta.
El sacerdote fue encontrado muerto horas más tarde con los pies y las manos atadas, pero sin ningún signo de violencia.
El padre Mejía es, según la Conferencia Episcopal, uno de los 83 sacerdotes, cinco religiosas, tres religiosos y tres seminaristas, al igual que un arzobispo y un obispo, que han sido asesinados desde 1984. También han sido amenazados 17 obispos y 52 sacerdotes.
"Sabemos que en ciertas zonas, donde la ley está prácticamente fuera de orden, porque imperan las bandas criminales, el trabajo evangelizador no es bien visto porque invita a la paz y a la reconciliación", afirmó el cardenal Rubén Salazar.
Este lunes, una comisión de la Fiscalía y la Sijín buscaba pistas de los autores del homicidio en Ocaña (Norte de Santander) del sacerdote Luis Alfredo Suárez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada