Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies y basado en la politica de privacidad de Google Adsense. Puede leerlo en el enlace a continuación

LA NOTICIA DESTACADA

OMS declara emergencia de salud internacional por brote de coronavirus

Ginebra.- La Organización Mundial de la Salud declaró el jueves que el brote de coronavirus que comenzó en China es una emergencia de salud ...

Muertos por coronavirus: cuerpos no podrán ser velados, preservados ni trasladados a otras regiones

SHANGHÁI. Los cuerpos de las 305 personas fallecidas por coronavirus no podrán ser enterrados donde quieran sus familiares ni tampoco tener una ceremonia de despedida sino que deberán ser incinerados en una funeraria designada y cerca de donde están, según una disposición del gobierno chino.

Médicos tratan a uno de los pacientes con coronavirus en China.

Las autoridades sanitarias chinas no solo están ejerciendo un control de los ciudadanos, a quienes recomiendan salir lo menos posible de casa, sino que hoy también se publicó un protocolo de actuación con los muertos por la enfermedad. Estos no podrán ser enterrados donde quieran sus familiares ni tampoco tener una ceremonia de despedida sino que deberán ser incinerados en una funeraria designada y cerca de donde están.

No serán transportados entre diferentes regiones y no serán preservados por entierro u otros medios, apunta un protocolo emitido por la Comisión Nacional de Salud, el Ministerio de Asuntos Civiles y el Ministro de Seguridad Pública.

Tradiciones funerarias como las ceremonias de despedida están prohibidas y los cuerpos deberán ser desinfectados y colocados en una bolsa sellada por trabajadores médicos y no se podrán abrir después del sellado.

Hasta ahora todos los fallecidos se habían producido en China, donde están también el 99% de las personas infectadas, pero hoy se confirmó que un hombre de nacionalidad china falleció el sábado en Filipinas, donde había viajado desde Wuhan.

Intensifican controles por fin de vacaciones

Durante el día de hoy las medidas de control en estaciones de tren, aeropuertos y carreteras de acceso a las grandes ciudades se han multiplicado ante la avalancha de gente que está volviendo a sus casas después de las vacaciones.

Para tratar de contener la propagación del virus en estos tiempos en los cuales se produce la mayor migración humana del mundo, el Gobierno chino decidió la semana pasada extender las vacaciones hasta el día 2, en lugar de hasta el 30 de enero, aunque los centros escolares de todo el país todavía permanecerán cerrados hasta nuevo aviso.

En algunas ciudades como Shanghái, sede de centenares de multinacionales, las vacaciones se han extendido hasta el próximo día 9, mientras que toda la provincia de Hubei (centro-este del país), epicentro del foco, también continúa parada.

Con esto el Gobierno ha conseguido que el regreso a las grandes urbes, donde trabajan millones de personas procedentes de la China rural que aprovechan las vacaciones para volver a casa, sea más escalonado. Desde el estallido de la crisis y especialmente en los últimos días, las estaciones de ferrocarril, aeropuertos y autopistas se han volcado en llevar a cabo medidas de control de viajeros como la toma de temperatura.

Según el informe diario de la Comisión Nacional de Sanidad, un total de 85 personas se curaron en las últimas horas y fueron dadas de alta, por lo que el número de personas que han superado la enfermedad asciende a 328. Todas las muertes registradas en las últimas 24 horas corresponden a la provincia de Hubei, donde está previsto que mañana se abra en la ciudad de Wuhan el primero de los dos grandes hospitales que se han construido en menos de dos semanas para paliar la crisis.

Nuevos hospitales

El Hospital Huoshenshan tiene capacidad para 1.000 pacientes y será operado por 1.400 miembros del personal médico de las fuerzas armadas, según aprobó hoy el presidente chino, Xi Jinping, también presidente de la Comisión Militar Central.

Entre el personal médico militar, explicó hoy la agencia de noticias Xinhua, muchos participaron en la lucha contra el SARS en 2004 en el Hospital Xiaotangshan en Pekín o en la misión contra el Ébola en Sierra Leona y Liberia, por lo que tienen una rica experiencia en el tratamiento de enfermedades infecciosas.

Allí, en Wuhan, ha habido en las últimas 24 horas, según datos de la Comisión de Sanidad local, 849 nuevos casos y 32 muertes. La ciudad de Huanggang, también en Hubei, está siendo otra de las más afectadas y las autoridades estiman que los muertos subirán mucho en los próximos días ya que mucha gente regresó de Wuhan antes de que la ciudad fuera puesta en cuarentena.

Un cierre que luego se amplió a otros municipios de Hubei y que en el propio Huanggang es total ya que las autoridades han prohibido a sus residentes abandonar sus hogares y solo una persona de cada hogar podrá salir a comprar comida una vez cada dos días. Solo se podrá salir para recibir tratamiento médico, a realizar trabajos de prevención y control de epidemias o a trabajar en supermercados y farmacias.

Evolución científica


Todo ello mientras expertos e investigadores desvelan algunos descubrimientos sobre la enfermedad, como el hecho de que podría propagarse a través del sistema digestivo. Así lo cree un grupo de investigadores chinos del Hospital Renmin de la Universidad de Wuhan y del Instituto de Virología Wuhan, que encontraron ácidos nucleicos virales en las heces y los hisopos rectales de los pacientes, después de que notaron que el síntoma inicial de algunos pacientes infectados con el coronavirus era solo diarrea, en lugar de fiebre.

En otra de las investigaciones, el experto del departamento de medicina respiratoria del Hospital de Niños de la Universidad de Zhejiang, Chen Zhimin, alertó de que existe un riesgo potencial de transmisión maternoinfantil por lo que si una madre embarazada se enferma su bebé recién nacido también corre el riesgo de infectarse. El peligro es alto ya que el sistema inmunitario y el tracto respiratorio de los neonatos no es tan maduro como el de los adultos, alerta el experto.

China registra un brote de gripe aviar en zona cercana a foco del coronavirus

Shanghái. En plena ola de expansión del nuevo coronavirus de Wuhan, que ya ha acabado con la vida de 304 personas en China, el Gobierno de este país informó de un fuerte brote de gripe aviar H5N1 en una granja de la provincia de Hunan, fronteriza con la de Hubei, cuya capital es Wuhan.

China registra un brote de gripe aviar en medio de la crisis por el coronavirus.

Según un comunicado divulgado en la noche del sábado por el Ministerio chino de Agricultura y Asuntos Rurales y publicado hoy por la prensa local, el brote se localiza en una granja situada en el distrito de Shuangqing de la ciudad de Shaoyang, donde murieron 4.500 pollos por el contagio de los casi 8.000 con los que cuenta.

autoridades locales han sacrificado 17.828 aves de corral después del brote, que por el momento no ha afectado a ninguna persona. El virus de la gripe aviar H5N1 causa enfermedad respiratoria grave en las aves y es contagioso para los humanos, aunque según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es posible, pero difícil, transmitir la gripe aviar de persona a persona.

El contagio en humanos suele producirse en personas que tienen contacto con las aves durante un tiempo prolongado. La gripe aviar es muy mortal para los humanos que la contraen, con una tasa de mortalidad de más del 50 %, muy alta en comparación con la del Sars (10 % por ciento) o el nuevo coronavirus (2% aproximado).
El virus se detectó por primera vez en 1996 en gansos en China y es especialmente mortal para las aves de corral.

Palestina rompe todos los lazos con EEUU por el «acuerdo del siglo»

La Autoridad Palestina rompe «todos los lazos» con Estados Unidos e Israel, anunció el presidente Mahmud Abás durante un discurso enérgico en la sesión de emergencia de la Liga Árabe sobre el llamado ‘acuerdo del siglo’ propuesto por Donald Trump.

Mahmud Abás. Foto Sputnik
«Hemos enviado dos cartas. Al primer ministro israelí interino, Benjamin Netanyahu, y otra a EEUU sobre el hecho de que Palestina no tendrá relaciones con ellos, incluso en el área de seguridad, a la luz de que rechazan la ley internacional y los acuerdos alcanzados antes», explicó Abás.

El presidente de EEUU, Donald Trump, presentó el 28 de enero el ‘acuerdo del siglo’, con el que espera solucionar el conflicto palestino-israelí, reporta Sputnik.

El plan prevé que los Estados de Israel y Palestina se reconozcan mutuamente como tales y que Jerusalén pase a ser la capital «indivisible» de Israel.

El plan prevé que Palestina tenga su capital no en todo Jerusalén Este, como aspira a tener, sino en una sección de Jerusalén Oriental.

Las autoridades palestinas rechazaron la propuesta de Trump alegando que el acuerdo debe estudiarse no solo por EEUU, sino por el ‘cuarteto de Oriente Medio’ (Rusia, EEUU, la UE y la ONU).

China, cada vez más aislada por el coronavirus, que ya causó más de 250 muertos

Pekín, China | AFP. El aislamiento en que el nuevo coronavirus sumió a China se acentuó todavía más este sábado, con Australia y Estados Unidos sumándose a la lista de países que impusieron vetos contra los viajeros procedentes del gigante asiático, donde la epidemia ya causó más de 250 muertos.

China, cada vez más aislada por el coronavirus, que ya causó más de 250 muertos

El virus ya ha alcanzado a más de una veintena de países, incluyendo España, el Reino Unido, Rusia y Suecia, mientras que África y América del Sur parecían de momento exentas de la epidemia, que se cobró la vida de 259 personas en China.

En España, se confirmó el primer caso el viernes. El infectado es un turista alemán que se encuentra en la isla canaria de La Gomera (sur) y se contagió de un compatriota suyo en Alemania, con el que tuvo un “contacto estrecho”, informó el ministerio de Sanidad español. La persona afectada se encuentra bien, no presenta síntomas, “está aislada y recibiendo la atención médica necesaria”, señaló el ministro de Sanidad español, Salvador Illa.

También aumentó el número de personas infectadas en China, donde ya llegan a 11.791 afectados, después de que el viernes se diagnosticaran 2.100 nuevos casos, anunció el sábado la Comisión Nacional de Salud.

Ante la gravedad de la situación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió el jueves declarar la epidemia “emergencia de salud pública de alcance internacional”.

Un buen número de países enviaron aviones a la zona en la que surgió el brote para repatriar a sus ciudadanos, otros optaron además por cerrar sus fronteras e imponer restricciones a la circulación.

Washington ordenó medidas excepcionales para cerrar sus fronteras o para imponer la cuarentena a los viajeros procedentes de China, sobre todo del epicentro de la epidemia, la ciudad de Wuhan (centro) y su provincia, Hubei, sean o no estadounidenses.

A partir del domingo a las 22H00 GMT, las autoridades prohibirán la entrada a su territorio a todas las personas no estadounidenses que hayan estado en China en las últimas dos semanas, decretó el secretario de Salud, Alex Azar.

A los estadounidenses que hayan visitado Hubei en las dos semanas anteriores se les impondrá una cuarentena de hasta 14 días.

“Plena confianza en China”


Por su parte, Australia anunció el sábado que prohibía entrar a su territorio a cualquier persona no residente procedente de China, una medida similar a las anunciadas por otros países como Italia, Singapur y Mongolia, y que causaron malestar en Pekín.

Vietnam, por su parte, anunció este sábado que suspendía todas las conexiones aéreas con China.

“No es necesario que cunda el pánico inútilmente, ni tomar medidas excesivas”, consideró el embajador de China en Ginebra, Xu Chen, que recalcó que la OMS tenía “plena confianza en China”.

El gobierno chino apuntó directamente a Washington en sus críticas, al reprocharle que hubiera recomendado a sus ciudadanos no viajar al país asiático o abandonarlo a la mayor premura.

“Las palabras y los actos de algunos responsables estadounidenses ni están fundados en hechos ni son apropiados”, señaló una portavoz de la diplomacia china, Hua Chunying.

Por su parte, la OMS advirtió de que las restricciones a la circulación podrían ser contraproducentes durante una emergencia sanitaria, por el riesgo de que perturben la distribución de ayudas y de lastrar la economía de los países afectados.
Aislamiento

Al parecer, la epidemia apareció en diciembre en un mercado de Wuhan, una metrópolis que, de facto, se encuentra en cuarentena desde el 23 de enero. Tanto la ciudad como su región, donde viven unos 56 millones de personas, están aisladas del mundo.

Los hospitales de la ciudad están desbordados. Tras el brote, se decidió construir un nuevo hospital con capacidad para 1.000 pacientes, que empezará a estar operativo el lunes.

En otras partes del país, el miedo al contagio se apoderó de los habitantes, recelosos de salir de sus casas y que, cuando salen, lo hacen con mascarilla.

Como medida preventiva, el grupo estadounidense de informática Apple anunció el sábado el cierre de todas sus tiendas en China hasta el 9 de febrero.

Otras empresas como Toyota, Ikea, Starbucks, Tesla, McDonald’s y el gigante tecnológico Foxconn decidieron suspender de forma temporal su producción o cerrar sus tiendas en China.

“Remordimientos”

Muchos ciudadanos criticaron a las autoridades por no haber informado antes sobre el virus y, el viernes, el máximo responsable político de Wuhan llegó a admitir que se "culpaba" por haber ordenado restricciones a los desplazamientos demasiado tarde.

“Estoy lleno de culpa y de remordimiento”, confesó Ma Guoqiang, secretario local del Partido Comunista Chino (PCC).

Numerosos países como España, Francia, India, Alemania, Polonia, Canadá e Italia fletaron aviones a China para repatriar a sus ciudadanos, o previeron hacerlo.

Este sábado, el Reino Unido indicó que repatriará a parte de su personal diplomático radicado en China, y que solo permanecerán allí el “embajador y el personal necesario para las tareas esenciales”.