Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies y basado en la politica de privacidad de Google Adsense. Puede leerlo en el enlace a continuación

LA NOTICIA DESTACADA

Greta Thunberg, la sueca de 16 años ícono contra el cambio climático que sacudió a los líderes en la ONU

25 DE SEPT  Hace unos días su nombre empezó a cobrar notoriedad y aparecer en los principales medios luego de brindar un desafiante discurso...

Afganistán: Bombardeo causa tragedia en un hospital

Kabul.  Diecinueve personas murieron este sábado en el bombardeo de un hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en la ciudad afgana de Kunduz, un ataque que podría ser responsabilidad de Estados Unidos y que que para las Naciones Unidas resulta “inexcusable” y “posiblemente criminal”.
“Doce empleados y al menos siete pacientes, incluidos tres niños, murieron; 37 personas resultaron heridas. Este ataque es una grave violación de la ley humanitaria internacional”, informó Medicos Sin fronteras (MSF) .

“A las 2:10 a. m. (hora afgana), el centro de traumatología de MSF en Kunduz fue alcanzado varias veces durante un bombardeo prolongado y resultó muy dañado”, agregó la ONG.

Decenas de personas más estaban gravemente heridas después de este ataque contra el hospital, que se incendió.

El alto comisionado de derechos humanos de Naciones Unidas, Zeid Ra’ad Al Hussein, pidió una completa y transparente investigación del hecho, y afirmó que si se “considera que debe ir a una corte de justicia, un bombardeo a un hospital puede ser considerado crimen de guerra”.

“Este hecho es absolutamente trágico, inexcusable y posiblemente incluso criminal”, añadió Zeid en un comunicado.

El establecimiento de MSF en Kunduz es un centro sanitario clave en la región que ha funcionado “más allá de su capacidad” durante los recientes combates entre el Ejército y los talibanes, que tomaron el control de la ciudad durante varios días.

De acuerdo con MSF, el bombardeo sobre el hospital siguió “durante más de 30 minutos” a pesar de que la ONG avisó a los ejércitos estadounidense y afgano que la instalación había sido alcanzada por proyectiles.

MSF exigió “que se esclarezcan rápidamente” las circunstancias del ataque.

El secretario de Defensa estadounidenses, Ashton Carter, declaró el sábado que estaba en marcha una “investigación exhaustiva” del bombardeo, aunque no confirmó si el ataque fue obra de las fuerzas de su país.

Carter sí reconoció que “las fuerzas estadounidenses en apoyo a las fuerzas de seguridad afganas operaban cerca, así como los talibanes”.

19 muertos por bombardeo a un hospital en Afganistán


Escenario de lucha. Kunduz ha sido escenario en la última semana de fuertes combates desde la irrupción, el lunes, de insurgentes talibanes, en la ciudad.

En el momento del bombardeo, 105 pacientes, personal sanitario y más de 80 empleados internacionales y locales de MSF estaban en el hospital, precisó la organización humanitaria

Esta indicó el viernes que 59 niños recibían atención en el centro asistencial.

Según la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) , las fuerzas de Estados Unidos podrían estar detrás de este ataque aéreo.

“Las fuerzas estadounidenses llevaron a cabo un ataque aéreo en Kunduz a las 2:15 a. m. contra personas que amenazaban a las fuerzas de la coalición”, dijo la OTAN en un comunicado.

“El ataque podría haber provocado daños colaterales a un centro médico cercano. Este incidente está bajo investigación”, añadió.

Un residente contó que intentaba desesperadamente contactar a seis de sus amigos, todos médicos y enfermeras de MSF.

“No tengo ninguna noticia de ellos, podrían estar muertos”, expresó a la AFP.

Afirmó además que muchos habitantes con familiares internados en el hospital tenían miedo de salir de sus casas en busca de noticias debido a los disparos entre el Ejército y talibanes.

El centro de traumatología de MSF en Kunduz es la única instalación médica en la región que puede tratar lesiones graves.

“Estamos profundamente consternados por el ataque, por la muerte de nuestros empleados y el alto precio infligido a un centro de salud en Kunduz”, declaró en un comunicado el director de operaciones de MSF, Bart Janssens.

“Nuestro equipo médico está proporcionando primeros auxilios y tratamiento a los pacientes lesionados. Instamos a todas las partes a respetar la seguridad de las instalaciones de salud y de su personal”, agregó.

Kunduz está sumida en una crisis humanitaria, con miles de civiles atrapados en el fuego cruzado de dos fuerzas: las tropas del Gobierno y los insurgentes talibanes.

Por el momento no se conoce con exactitud el número de víctimas de los combates que se libran en esta localidad, pero las autoridades dijeron el viernes que al menos 60 personas han muerto y 400 resultado heridas.

AFP

No hay comentarios.:

Publicar un comentario